RUTA 01: VAL D’ARAN Y ALTA RIBAGORÇA

 

DESCRIPCIÓN

La Val d’Aran fue una de las principales vías de entrada de refugiados tanto a través del punto aduanero de Eth Pònt de Rei como mediante los caminos de montaña que provienen de los departamentos franceses de Alto Garona y Ariège y que llegan a Es Bòrdes, Bossòst, Bausen, Les, Canejan o Montgarri. Posteriormente se dirigían hacia el sur a través del Puerto de la Bonaigua o accediendo a pie a la Alta Ribagorça.

Click title to show track
1 VAL D'ARAN - ALTA RIBAGORÇA

ITINERARIOS

ITINERARIO A:  Pònt de Rei – El Pont de Suert

Pònt de Rei

Siguiendo el camino natural de la ruta Perseguidos y Salvados se empieza la etapa en Eth Pònt de Rei. Se entra por el pequeño pueblo francés de Fos, una villa donde parece que el reloj se haya detenido desde los últimos 20 años. Allí se encuentran las nuevas aduanas entre Francia y España, justo al lado de las antiguas. A 1,4 km de la aduana se sitúa la línea fronteriza, con un espacio de parada a la izquierda donde se puede encontrar el primer indicador de la ruta Perseguidos y Salvados. Justo en este punto el río Garona pasa de la derecha a la izquierda del camino. Era el lugar donde se efectuaba la revisión de la documentación de los refugiados que pretendían entrar de forma legal en España. Era, también, el punto donde la policía española entregaba a la Gendarmería francesa primero y, más tarde, a la policía alemana, los evadidos que debían devolverse a Francia en virtud del acuerdo suscrito entre las autoridades francesas y la Francia de Vichy.

Canejan

Siguiendo por la carretera N-230 se llega al pueblo de Pontaut, desde donde se toma el desvío hacia Canejan. La carretera que hay hasta llegar a la población es escarpada y estrecha, no es posible ascender en autocar. Puede ser que durante el camino se encuentren rebaños de cabras. Canejan, por su parte, es una Villa Florida (una asociación de pueblos que cuidan mucho de las plantas como ornamento). Una vez se llega a Canejan, se puede dejar el vehículo en un pequeño aparcamiento a la entrada. Desde allí se recomienda seguir el paseo por las calles adoquinadas a pie. Desde el mirador se tienen vistas panorámicas sobre Era Lana de Les y el macizo de la Maladeta. En este pueblo, de 40-50 habitantes, se puede encontrar 2 restaurantes y miles de rincones fotográficos increíbles. Cerca de esta localidad existía una fundición de hierro y, por este motivo, Canejan llegó a tener más de 500 habitantes. La importancia de Canejan en la ruta Perseguidos y Salvados se debe a que cientos de evadidos llegaron aquí por medio de los diversos caminos que procedían del departamento del Alto Garona. Solo en 1943 fueron detenidos por la Guardia Civil alrededor de 500 evadidos, entre ellos muchos judíos.

Otros lugares de interés:

  • Iglesia de Sant Sernilh: Este templo ha sufrido diversas reformas. Según la tradición, San Sernilh fue uno de los primeros en predicar el cristianismo en estas tierras. Dicen que era un curandero con poderes para sanar, dedicado a hacer el bien.
  • Berrea de los ciervos: La época de la berrea empieza a mediados de septiembre y finaliza a mediados de octubre. Durante este período los machos se disputan las hembras y crean sus propios harenes, berreando constantemente y marcando el territorio con secreciones glandulares y de orina y rascando los troncos con la cornamenta.

Les

Tras volver a la carretera N-230 se llega a Les, una de las paradas principales de este itinerario. Así pues, este municipio fue el epicentro de la llegada de evadidos judíos tanto para los que lo hacían a través de la aduana de Eth Pònt de Rei como los que cruzaban clandestinamente a través de los pasos de montaña próximos al pueblo (Còth de Fontfreda y la Passada de Tres Corets). En Les se hallaba la sede de la comisaría de policía encargada del control de pasaportes y mercancías.

Los evadidos recibieron la ayuda y solidaridad de los vecinos del pueblo, que los acogieron en sus hogares, mientras que a otros se les permitió alojarse en el Hotel Franco-Español. Actualmente este hotel ya no está abierto, ya que pertenece a un particular. Pese a ello, su fachada aún conserva el cartel del hotel. Se puede encontrar a unos 50 metros de la Oficina de Turismo de Les en dirección a Francia. Por el lado oeste se puede observar el nombre del hotel y merece la pena parar unos minutos frente al edificio, conservado con bastante fidelidad de los últimos 80 años, y rememorar aquellos instantes trágicos.

Françoise Bielinsky (Paquita Sitzer) nació en París en 1937. Su familia, de origen polaco y judía, se vio obligada a huir de Alemania ante el ascenso del nazismo en aquel país. Durante su estancia en París detuvieron a su padre en un campo de concentración, de donde pudo escapar unos meses después. Más tarde se refugiaron en Pau (Francia), donde vivieron casi 2 años. En 1942, ante la invasión nazi de Francia, se vieron obligados a cruzar la frontera con España. Fueron detenidos en Les, donde gracias a la presión de los habitantes de la localidad consiguieron huir hasta Barcelona y más tarde a Vigo, de donde partieron hacia Venezuela.

Así pues, la población de Les es un ejemplo de los episodios de solidaridad colectiva más impactantes. La situación de aislamiento que afectaba al valle, especialmente durante los meses de invierno, impedía la rápida conducción de los detenidos hasta Lleida, lo que facilitaba que se acogieran familias de refugiados en casas particulares y, en ocasiones, se las protegiera ante la intención de la policía de expulsarlas a Francia, como es el caso de Paquita Sitzer.

Otros lugares de interés:

  • Capilla de Sant Blas: Situada junto a la antigua residencia de los barones de Les y bajo el antiguo castillo feudal de los siglos XII-XV. Esta capilla podría tratarse del ábside de una edificación de mayores dimensiones o bien estaría inacabada o demolida.
  • Iglesia parroquial de Sant Joan: Templo de estilo barroco (siglo XVII). Sin embargo, su campanario es de estilo románico, aunque con algunas restauraciones posteriores. Es de planta cuadrangular, con un estilo similar al del resto de iglesias románicas del valle.
  • Plaza del Haro: Plaza donde se celebra la quema del Haro, un tronco abierto con cuñas que se coloca derecho en medio de la plaza. Se planta por San Pedro, se le coloca una corona de flores y al año siguiente se quema por la noche de San Juan.

Bossòst

Siguiendo la carretera N-230 se llega a Bossòst, un pueblo muy comercial con calles peatonales adoquinadas. A esta localidad llegaban evadidos procedentes del Puerto del Portilhon, del Collado de la Baretja y de distintas rutas procedentes de la ciudad francesa de Luchon. Se recomienda la visita a la iglesia románica y disfrutar del silencio de su interior.

Otros lugares de interés:

  • Iglesia románica de Santa Maria dera Purificació: La unidad estilística del edificio de planta basilical, de las dos portaladas con tímpanos, columnas y capiteles decorados, y la imponente torre del campanario convierten la iglesia en un magnífico exponente del románico del Aran.
  • La leyenda de las ermitas de Bossòst: Alrededor de Bossòst se pueden encontrar 6 ermitas (antiguamente 7). Según la tradición, fueron construidas para preservar la población de epidemias del cólera y la peste.

Port del Portilhon

A la salida de Bossòst se halla el desvío hacia el Puerto del Portilhon. Son unos 10 km de pista asfaltada en buen estado, rodeada de bosques y pequeñas cascadas de agua cristalina. Este famoso puerto de montaña forma parte del Tour de France, que se celebra anualmente en el mes de julio. Durante todo el trayecto se puede disfrutar de maravillosas vistas de los Pirineos. A mitad de camino se encuentra la entrada al Aran Park, donde antiguamente se hallaba el cuartel de los carabineros (actual Guardia Civil) y un hotel a 3 km del punto más alto del Puerto del Portilhon, en la frontera con Francia. El cuartel estaba dividido en tres partes: las cuadras (caballeriza), la zona habilitada para el cuerpo de guardia y la casa del comandante del cuartel. En este emplazamiento se interrogaba a los detenidos y se les tomaba la filiación. El año 1943 en el Puerto del Portilhon se detuvo más de 600 evadidos, muchos de ellos judíos.

Es Bòrdes

La siguiente parada se halla en Es Bòrdes. A este punto llegaban refugiados de diversos itinerarios procedentes del Alto Garona a través de los puertos de Benasque, dera Picada, Escaleta y Montjòia. Se trataba de caminos secularmente utilizados para comunicar Francia con el Aran y también por contrabandistas. Siguiendo la estrecha carretera se llega a L’Artiga de Lin. En esta población se encuentra la capilla de la Mair de Diu dera Artiga, donde los refugiados permanecían escondidos para evitar la presencia de la Guardia Civil. Según cuenta la leyenda, esta Virgen se la encontró un pastor que la llevó al pueblo, y al día siguiente volvía al mismo punto de la montaña, por lo que decidieron construirle una ermita en el sitio al que ella siempre regresaba. La configuración de la ermita es muy curiosa, ya que desde la carretera se pasa junto a una fachada pero no se ve por ninguna parte el cuerpo del edificio, que queda sepultado en un nivel inferior.

Oltros lugares de interés:

  • Iglesia de Era Mair de Diu deth Roser: Del siglo XIX, que cuenta con una curiosa losa donde puede verse un caballero rezando.
  • Cementerio de Es Bòrdes: Saliendo de Es Bòrdes en dirección a L’Artiga de Lin se encuentra un cementerio con mucha historia, ya que contiene una fosa común con 5 soldados republicanos.
  • Uelhs deth Joeu: Punto de nacimiento del río conocido como Uelhs deth Joeu. Estas aguas desaparecen en el glaciar de Aneto y, después de circular subterráneamente durante 4 km, vuelven a aparecer en esta maravilla de la naturaleza.

 Vielha

Siguiendo el itinerario de los refugiados, se llega a Vielha, la capital de la Val d’Aran. Aquí los detenidos de todo el valle eran encarcelados en la pequeña prisión del partido judicial. Era un pequeño depósito donde se encerraba a los prisioneros que estaban a disposición del juzgado de primera instancia de esta localidad y que tenía jurisdicción sobre la Val d’Aran. En aquellos años fue habilitada para acoger a los refugiados de la Segunda Guerra Mundial, pero en ningún caso podía hacer frente, de forma continuada, al flujo de evadidos que se ingresaba allí. Estaba situada en el centro de la población, en un edificio de propiedad municipal justo enfrente de la iglesia parroquial, y se estima que tenía capacidad para ocho personas. El edificio fue demolido en los años sesenta durante una actuación urbanística de ampliación de la Plaza de la Iglesia. Algunos fueron alojados en establecimientos hoteleros, como los hoteles Internacional (no existe), la Fonda Serrano y el Hotel Turrull, que actualmente siguen ofreciendo sus servicios a los visitantes de esta ciudad. En el Hospital de Vielha curaban las lesiones causadas por accidentes en la montaña o por congelaciones a consecuencia del frío y la nieve. Actualmente, el Hospital de Vielha sigue atendiendo a miles de esquiadores y senderistas cada año, pese a que ha cambiado de emplazamiento. El antiguo edificio se puede identificar, aunque actualmente alberga una residencia de ancianos. Siguiendo en esta población, la siguiente parada imprescindible es en el Museo de Aran. Este museo cuenta con un pequeño espacio expositivo donde se da a conocer el papel de la Val d’Aran en la evasión de cientos de refugiados judíos desde la Francia en guerra hasta la península Ibérica. Además, en el museo se puede ver una pequeña síntesis de la historia de esta comarca, desde la formación de los Pirineos hasta nuestros días.

Otros lugares de interés:

  • Iglesia de Sant Miquèu: Se puede visitar en ella el espectacular retablo gótico y, sobre todo, la fascinante talla románica del Cristo de Mijaran, obra del taller de Erill, que originariamente formaba parte de una representación monumental del Descendimiento de la Cruz. También son de gran interés la portalada y la torre del campanario.

Túnel de Vielha

Siguiendo la misma carretera N-230 dejando atrás la Val d’Aran, se va en dirección a la Alta Ribagorça. Una vez pasado el largo túnel, a mano izquierda queda la indicación. Merece la pena destacar su difícil acceso si se va en dirección a Aragón. El tótem está situado junto a una pequeña caseta de madera. Pese a que el túnel de Vielha fue inaugurado en 1948, durante 1941 ya se podían comunicar ambas bocas. Por este motivo, algunos evadidos lograron cruzarlo clandestinamente con la ayuda de trabajadores de la obra. Aunque la ruta para conducir a los detenidos hasta Lleida transitaba por el Puerto de la Bonaigua, a veces la Guardia Civil obligaba algunos grupos a cruzar el túnel para ir a Vilaller y desde allí a Lleida.

Senet

Siguiendo la carretera N-230 se encuentra el desvío hacia Senet. Allí llegaron algunos grupos de evadidos después de huir clandestinamente a pie de la Val d’Aran a través del Puerto de Vielha. Senet de Barravés es una entidad local descentralizada del municipio de Vilaller. Se halla a una altura de 1.340 m, a la izquierda del río Noguera Ribagorçana y a pocos kilómetros de la boca sur del túnel de Vielha. Destaca el embalse de Senet, con la Central de Moralets a ras de la presa.

Otros lugares de interés:

  • Iglesia de Santa Cecília: La iglesia, románica, está rodeada por las cruces del cementerio que se encuentra frente a la puerta de entrada a la misma, data de los siglos XI-XII y está dedicada a Santa Cecilia. Es de una sola nave con bóveda de cañón y ábside semicircular, con dos capillas laterales y la sacristía añadidas. El ábside, sin decoración, tiene una ventana axial, la única original del edificio. La portalada conserva dos capiteles y está guarecida por un porche. El campanario, de base cuadrada e incorporado a la iglesia, conserva dos campanas del siglo XIX.

Vilaller

Tras regresar a la carretera se llega a Vilaller. En esta villa, de unos 400 habitantes, la Guardia Civil concentraba algunos grupos de detenidos después de cruzar a pie el túnel de Vielha. Posteriormente, eran trasladados a Tremp y a Lleida. También era un lugar de acogida para los evadidos salvados por guías ribagorzanos. Esta villa es la capital del valle de Barravés, que significa el país de la roca. Y es que este municipio tiene un casco antiguo medieval amurallado encantador. Todavía se pueden ver restos de la antigua prisión donde estaban detenidos antes de ser enviados a Lleida o Tremp, la más antigua de Lleida (s. XVII). Además, forma parte de la ruta de las Villas Floridas y se pueden encontrar originales macetas por sus calles.

Otros lugares de interés:

  • Iglesia de Sant Climent: Se trata de un edificio barroco, del siglo XVIII, de tres naves y un gran campanario de cuerpo ochavado.
  • Villa cerrada medieval: Dispone de un barrio antiguo que cuenta con muchos elementos de interés. Restos de muralla con arcadas y torre medieval, restos de la prisión más antigua de Lleida (s. XVII), una arcada del puente viejo de piedra (s. XVII).
  • Mirador Juanjo Garra: Desde este punto se tienen unas maravillosas vistas del valle de Barravés. Este mirador está dedicado al alpinista leridano Juanjo Garra, fallecido en 2013 en una expedición al Dhaulagiri (Nepal).
  • Puente gótico: Se conserva también parte de un puente gótico del s. XVII sobre el Noguera Ribagorçana que fue destruido durante la riada de 1963.
  • Antiguo molino harinero: recientemente restaurado, data de los siglos XVI-XVII.

El Pont de Suert

Este itinerario termina en la capital de la Alta Ribagorça, El Pont de Suert. Los evadidos detenidos en esta comarca y los que eran transferidos a ella desde la Val d’Aran solían ser conducidos a El Pont de Suert, desde donde se les trasladaba a Lleida en el coche de línea que cubría el trayecto. La capital de la Alta Ribagorça es rica en patrimonio cultural, etnológico y natural. Estratégicamente situada, facilita el acercamiento a puntos de la geografía montañesa catalana, aragonesa y francesa: la Vall de Boí, el valle de Barravés, el valle de Llevata, la Vall Fosca, la Val d’Aran, el valle de Benasque y el de Isábena. La industria hidroeléctrica ha sido desde mediados del siglo XX el factor de desarrollo económico ribagorzano y las centrales que contribuyen al aumento de la población en esta zona de montaña. La antigua prisión de El Pont de Suert se hallaba emplazada junto a la Iglesia Vieja, aunque en la actualidad no se puede identificar.

Otros lugares de interés:

  • La Iglesia Vieja y el Palacio Abacial: Fue la parroquia de esta villa hasta que la empresa ENHER construyó un nuevo templo el año 1955, como consecuencia del desmesurado aumento demográfico que supusieron las obras hidroeléctricas en esta comarca y principalmente en El Pont de Suert. Bajo la advocación de la Asunción de María, es un edificio barroco de los siglos XII y XIII, erigido sobre una primitiva iglesia románica del siglo XIII. Durante el Barroco es cuando se recargó y se hicieron las molduras de yeso y la bóveda de cañón también en yeso. Con la restauración se quitó la parte de arriba y se dejó vacío para poder ver cómo estaban hechas la bóveda y la cúpula.
  • Iglesia de la Assumpció: Iniciada el año 1952 como consecuencia del marcado aumento demográfico que supuso la llegada de la empresa hidroeléctrica ENHER. El desarrollo del proyecto arquitectónico fue ejecutado por Eduardo Torroja. El conjunto del templo se complementa con un campanario exento de 16 metros de altura.
  • Monasterio de Lavaix: El monasterio de Santa Maria de Lavaix se halla en un lugar normalmente anegado por las aguas del embalse de Escales. Para llegar a él es necesario seguir la carretera N-260, a unos tres kilómetros desde El Pont de Suert, hasta pasar el túnel de Lavaix. Las primeras referencias históricas del monasterio de Santa Maria de Lavaix se remontan al siglo X, con la presencia de un cenobio románico de la orden de los benedictinos. En el emplazamiento originario del monasterio de Lavaix solo se conservan vestigios de los muros de la iglesia.

 

ITINERARIO B:    Vielha – Baquèira

Vielha

Siguiendo el itinerario de los refugiados, se llega a Vielha, la capital de la Val d’Aran. Aquí los detenidos de toda la Val d’Aran eran encarcelados en la pequeña prisión del partido judicial. Era un pequeño depósito donde se encerraba a los prisioneros que estaban a disposición del juzgado de primera instancia de esta localidad y que tenía jurisdicción sobre la Val d’Aran. En aquellos años fue habilitada para acoger a los refugiados de la Segunda Guerra Mundial, pero en ningún caso podía hacer frente, de forma continuada, al flujo de evadidos que se ingresaba allí. Estaba ubicada en el centro de la población, en un edificio de propiedad municipal justo enfrente de la iglesia parroquial, y se estima que tenía capacidad para ocho personas. El edificio fue demolido en los años sesenta durante una actuación urbanística de ampliación de la Plaza de la Iglesia. Algunos fueron alojados en establecimientos hoteleros como los hoteles Internacional (no existe), la Fonda Serrano y el Hotel Turrull, que actualmente siguen ofreciendo sus servicios a los visitantes de esta ciudad. En el Hospital de Vielha curaban las lesiones causadas por accidentes en la montaña o por congelaciones a consecuencia del frío y la nieve. Actualmente, el Hospital de Vielha sigue atendiendo a miles de esquiadores y senderistas cada año, pese a que ha cambiado de emplazamiento. El antiguo edificio se puede visitar, aunque actualmente alberga una residencia de ancianos. Siguiendo en esta población, la siguiente parada imprescindible es en el Museo de Aran. Este museo dispone de un pequeño espacio expositivo donde se da a conocer el papel de la Val d’Aran en la evasión de cientos de refugiados judíos desde la Francia en guerra hasta la península Ibérica. Además, en el museo se puede ver una pequeña síntesis de la historia de esta comarca, desde la formación de los Pirineos hasta nuestros días.

Otros lugares de interés:

  • Iglesia de Sant Miquèu: En ella se puede visitar el espectacular retablo gótico y, sobre todo, la fascinante talla románica del Cristo de Mijaran, obra del taller de Erill, que originariamente formaba parte de una representación monumental del Descendimiento de la Cruz. También son de gran interés la portalada y la torre del campanario.

Betren

Justo a la salida de Vielha en dirección al Puerto de la Bonaigua comienza la población de Betren, de 483 habitantes. En ella se pueden encontrar rincones muy agradables para fotografiar. Betren tiene dos iglesias. La iglesia de Sant Sernilh es un templo de los siglos XII-XIII de transición del románico al gótico. Conserva las bases de sus muros perimetrales y la torre del campanario del s. XVI de planta cuadrada. La otra iglesia se halla a unos metros de Sant Sernilh, es de estilo románico (s. XII), está dedicada a Sant Estèue de Betren y forma parte de la ruta del románico de la Val d’Aran.

 Escunhau

Inmediatamente después de Betren se encuentra la localidad de Escunhau. Aquí se sitúa otra iglesia de transición del románico al gótico que forma parte de la ruta del románico de la Val d’Aran, dedicada a Sant Pèir. En su puerta románica se encuentra la representación del Cristo crucificado del s. XII. Destacan la pila de agua bendita y la pila bautismal románica de la iglesia, decorada con motivos vegetales y geométricos con representaciones figurativas muy simbólicas.

 Casarilh

A pocos metros de Escunhau se encuentra la localidad de Casarilh, un pueblo con urbanizaciones de segunda residencia, con 71 habitantes censados. En esta localidad se halla la iglesia románica de Sant Tomàs, con restauraciones de la fachada del s. XVIII.

Garós

Volviendo a la carretera en sentido Baqueira se llega a la encantadora localidad de Garòs, de 136 habitantes, llena de rincones entrañables por los que merece la pena pasear. Este pueblo está atravesado por el Camin Reiau (caminos trashumantes). Destaca la iglesia románica de Sant Julià, con unas pinturas muy bien conservadas y una talla de Cristo. Es notable la puerta de forja renacentista de la iglesia, sin duda una de las más artísticas de la Val d’Aran. Dice la leyenda que la torre de la iglesia cobijó un esqueleto de 3 metros de longitud de un guerrero llamado Gigante Mandronius, que luchó en Betlàn contra la invasión de los romanos.

Arties

Siguiendo la misma carretera, a unos 4 km se llega a Arties, un pueblo muy turístico con un Parador de Turismo, alojamientos de todo tipo y restaurantes de nivel. Se puede visitar la iglesia de Sant Joan, de estilo gótico, rehabilitada como espacio de exposiciones temporales del Museo de la Val d’Aran (Vielha). También se puede visitar el antiguo casón de la familia de Gaspar de Portolà, descubridor y gobernador de la Alta California. Hoy convertido en Parador de Turismo, se conserva la robusta torre del siglo XVI y la capilla del XVII. Destaca la iglesia de Santa Maria de Arties, de estilo románico, que forma parte de la ruta del románico de la Val d’Aran. Fue el primer monumento nacional (BCIN) en el valle desde 1978, el más completo de la ruta románica aranesa, con parte de uno de los dos antiguos castillos de la villa (torrejón y muros recuperados hace poco). Dentro se encuentra un conjunto de pinturas murales renacentistas (s. XVI) y retablos de estilo gótico y barroco.

Otros lugares de interés:

  • Casa Gaspar de Portolà: Casa de procedencia de la familia de Gaspar de Portolà, descubridor y gobernador de la Alta California. Se puede visitar la escultura en bronce (1994) y la capilla privada de la familia Portolà, dedicada a San Antonio de Padua (1608). En el bar del Parador se encuentra el famoso cuadro de don Gaspar de Portolà que da nombre al mismo; es también la entrada a la antigua torre del Casón Portolà, del s. XV.

Salardú

A pocos kilómetros, siguiendo la carretera, se llega a Salardú. En esta localidad se puede ver libremente la iglesia de Sant Andrèu, que contiene las mejores pinturas murales renacentistas del valle, conservadas en muy buen estado. La iglesia, de transición del románico al gótico, guarda también la talla del Cristo de Salardú, obra maestra de la imaginería románica del siglo XII.

Tredós

Tras volver al itinerario de Perseguidos y Salvados, se llega a la población de Tredòs. En esta pequeña localidad aranesa se encuentra la iglesia de Santa Maria de Cap d’Aran, de estilo románico, que forma parte de la ruta del románico de la Val d’Aran. Está dotada de una pequeña cripta y los frescos de sus paredes se hallan actualmente en el Metropolitan Museum de Nueva York.

Baquèira

Antes de la bifurcación de la ruta B, se llega a Baqueira. Esta estación de esquí fue declarada Centro de Interés Turístico Nacional, y es posiblemente la mejor de toda España. Dispone de más de 150 km esquiables en montañas que superan en algún punto los 2.500 m. Además, se puede realizar rutas de senderismo y raquetas de nieve, ya que desde El Pla de Beret, segundo núcleo importante de la población, es posible hacer distintas rutas.

 

Itinerario B1:   Pla de Beret – Montgarri

Pla de Beret

El Pla de Beret es un amplio altiplano a 1.860 m de altitud al que se accede por una pista asfaltada de seis kilómetros de longitud que remonta, en un zig-zag abrupto, la falda de la montaña. Numerosas leyendas de El Pla de Beret ubican aquí el lugar de reunión de las brujas y hechiceras de la comarca en la época medieval, o la leyenda de Las Tres Monedas. Los aquelarres de El Pla de Beret eran conocidos en casi todos los valles de los alrededores. La riqueza de sus pastos ha sido un atractivo para los pueblos pastores desde la prehistoria (II-I milenio a.C.). Prueba de ello son las necrópolis, los monolitos y otros monumentos arqueológicos que se pueden contemplar allí. A la entrada nos recibe la Pèira deth Uelh deth Garona, un menhir neolítico antropomorfo de 190 m de altura. Este señala el lugar donde nacen dos ríos: el Garona, que desciende hacia el noroeste por las vertientes del macizo de Beret, y el Noguera Pallaresa, que desde la Hont dera Noguereta se encamina en dirección sudeste hacia el Pallars Sobirà.

Montgarri

Este itinerario termina en Montgarri. Situado a 1.645 metros de altitud, aislado durante buena parte del año, este pequeño núcleo, donde se enclava un santuario románico, disponía de un pequeño hostal donde los evadidos descansaban mientras reponían fuerzas después de largas jornadas andando bajo la nieve, el frío y la persecución de los policías alemanes. El acceso se hace desde Beret a través de 6 km de pista forestal sin asfaltar. El paisaje en torno al antiguo santuario es de una belleza espectacular, situado entre prados y bosques cerca del tranquilo río Noguera Pallaresa. Hay dos refugios donde se puede comer y dormir. Montgarri fue un lugar al que llegaron muchas expediciones de refugiados judíos por los caminos que procedían del Ariège. En 1944 lo hicieron diversos grupos de jóvenes sionistas que habían cruzado por las inmediaciones del pico Mont Valier.

Itinerario B2:   Port de la Bonaigua

Port de la Bonaigua

A través del Puerto de la Bonaigua transitaba la única carretera de salida de la Val d’Aran hacia el sur. Por esta vía los detenidos eran trasladados a Lleida y hacían una parada en Sort.