RUTAS PERSEGUIDOS Y SALVADOS

Durante los años de la Segunda Guerra Mundial (1939-1944) miles de judíos atravesaron el Pirineo huyendo de la persecución a la que eran sometidos a la Europa ocupada por los nazis. El Holocausto afectó seis millones de judíos europeos. Muchos de los que consiguieron huir, originarios de Alemania, Austria, Polonia, Holanda, Bélgica o Francia, cruzaron los cuellos de montaña del Pirineo de Lleida en evasiones épicas, desafiando la vigilancia a ambos lados de la frontera, la climatología, las nieves perpetuas y la dureza del recorrido. Su objetivo era buscar refugio lejos de Europa. Hasta el 1943 los evadidos eran básicamente familias refugiadas en Francia que se escapaban de la persecución iniciada por el gobierno de Vichy.

Durante el 1944 se trataba de jóvenes sionistas, niños escondidos en Francia por organizaciones judías y niños cuyos padres habían sido deportados a los campos de exterminio. Para todos ellos, el Pirineo de Lleida se convirtió en la penúltima frontera antes de conseguir su libertad.

El proyecto "Perseguidos y salvados" pone de relieve los valores de los espacios y de los caminos transfronterizos como itinerarios culturales y memoriales con el objetivo de difundir su papel como lugares de fuga para los perseguidos durante la Segunda Guerra Mundial. A la vez, ensalza los valores de ayuda y solidaridad que los vecinos de este territorio mani-festar hacia los refugiados.

Te puedes descargar la publicación desde este enlace.

Más información en www.perseguitsisalvats.cat